Posteado por: Esperanza Jhoncon | mayo 25, 2014

Reflexiones sobre 200 años de independencia

Estimados amigos y colegas,

Aquí les envío un pequeño video, consistente en dos breves entrevistas a dos figuras importantes de la intelectualidad de México: Lorenzo Meyer y Enrique Dussel que reflexionan acerca del significado de la emancipación de España después de 200 años de colonialismo. Como todos sabemos, los movimientos de independencia de la Corona española se iniciaron en América Latina en 1808. México obtuvo formalmente su independencia en 1810, y Perú, la última colonia española, “fue declarado” independiente en 1821. La complejidad de este proceso no fue similar en cada país latinoamericano. Cada país (o ex-colonia) atravesó por circunstancias particulares de su entorno interno que se configuraron con la composición de sus fuerzas sociales. No voy a detallar aquí cada una de esas coyunturas históricas. Pero, sería saludable para los fines de nuestro país que quienes como nosotros hemos recorrido un largo camino de conocimientos y experiencias re-pensar nuestra propia historia: la historia del Perú. Y he aquí algunas observaciones y preguntas que me atrevo a formular: (a) ¿Por qué en nuestro caso cuando vino el llamado libertador José de San Martín a la plaza de Lima, la mayoría de la población, ni siquiera se enteró que se estaba “declarando la independencia del Perú”?, (b) ¿Por qué la nacionalidad de origen del país nunca fue reconocida como la nacionalidad oficial ni nadie pidió o reclamó el resarcimiento del exterminio al que habían sido objeto, ni nadie demandó tampoco por el saqueo de rapiña por parte de los conquistadores españoles utilizando al indio como siervo para ese propósito de exacción de los recursos peruanos? (c) ¿Cómo es posible que en tantos años de historia, sólo José Carlos Mariátegui (y parcialmente, o probablemente por la incompetencia de alguien con formación militar, como el Gral. Velasco, no se haya podido refundar la república sobre una clara y legítima composición social, la cual ciertamente ya está fuera de contexto) haya reivindicado el derecho legítimo de las comunidades indígenas? (d) ¿Cuántos años más tienen que pasar o qué tiene que pasar para que el Perú rompa con el centralismo que fundamentalmente es antidemocrático y antidesarrollo? (Ahora probablemente puedan decir los políticos a favor del centralismo que la experiencia de la “región” Ancash es un pésimo precedente para la descentralización), (e) Pero ¿qué clase de descentralización es ésa en donde lo que se hace es cambiar el nombre de “provincia” por “región”? ¿Dónde está la comprensión de la estructura geográfica local? ¿Dónde están las condiciones para la conformación de las fuerzas sociales de una localidad? ¿Por qué no se piensa en el papel determinante de las cuencas hidrográficas para la supervivencia y desarrollo de los pueblos? ¿Qué clase de autoboicot es ése donde las provincias reciben su canon minero, pero sus proyectos de desarrollo tienen que pasar por la aprobación oficial del Estado?, (f) Y, a propósito de ubicación de la sede del Estado peruano, ¿por qué tiene que seguir siendo Lima (una ciudad de mira al mar, al exterior, y usa el puerto del Callao, para sólo pensar en exportación, reemplazando el mismo mecanismo y ruta de los cuantiosos envíos de materias primas a la Corona española) la capital del país? Si se fijan, todos los países desarrollados tienen su capital en el interior del territorio. (g) Y ¿qué es Lima hoy? José Matos Mar habla del “Perú desbordado” en una publicación reciente, señalando que las poblaciones marginadas de provincias están tomando (u ocupando) su parte del territorio del país para también ser sujetos de la historia peruana. Y repetimos así el esquema de la relación de poder o dominación, vale decir, la tesis del “centro y la periferia” (el centro: Europa, llamado también eurocentrismo, y la periferia: América Latina y otras regiones no desarrolladas; es decir, no somos parte de la historia universal).

Uno de los datos estadísticos importantes del informe de la OIT de enero de este año indica que casi el 48% de la población mundial trabaja “por su cuenta o en pequeñas empresas familiares”. De manera que la “informalidad” que no es otra cosa que sobrevivir al margen de lo que dictan los organismos internacionales, como el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, asumidos por los Estados nacionales de casi todo el mundo, se está convirtiendo en la regla y no es más la excepción. La pregunta entonces es ¿de qué va a vivir el aparato estatal? ¿Se han enterado que hay ciudades enteras en EEUU, por ejemplo, que se han declarado en quiebra porque no hay contribuyentes que sostengan el City Council? Bueno, entonces ¿qué esperamos si hay 205 millones de desempleados en todo el mundo y la cantidad sigue en ascenso? El capitalismo industrial significó la creación masiva de empleo, mientras el capitalismo tecnológico –que estamos viviendo— significa la pérdida irreparable de empleo. Aquí sólo cabe alcanzar consensos y buscar el bien común, empleando el único instrumento ahora posible: la razón, pues, o todos nos unimos para beneficio compartido o todos nos hundimos y asfixiamos en la nube negra que han formado los gases contaminantes de los países industrializados (a los revolucionarios les sugiero descartar la opción de “lucha armada”, “sublevación”, “terrorismo”, etc., porque ¿contra quién hay que protestar o rebelarse si la minoría multimillonaria o “plutocrática”, como dice Chystie Freeland, vive desconectada de la realidad mundial y los otrora poderosos sindicatos de la era industrial ya perdieron todo poder de negociación porque ya tenemos otra coyuntura política).

No me voy a extender más. Algunas de estas ideas están plasmadas en mi primer libro (que he enviado a México la semana pasada). Allí encontrarán un análisis histórico y psicobiológico de la situación a la que hemos llegado y propuestas sobre qué deberíamos hacer para los próximos años y décadas a fin de frenar una situación pre-apocalíptica, como dice el filósofo y escritor argentino J.P. Feinmann.

Gracias por vuestra atención y los invito a ver este corto video:

Saludos a todos,
Esperanza

Anuncios

Responder

Por favor, inicia sesión con uno de estos métodos para publicar tu comentario:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

A %d blogueros les gusta esto: